Usted está en : Portada : Crónica Domingo 23 de enero de 2005

Los diez grandes problemas de Calama

Sorprendentemente una de las principales preocupaciones de los loínos es el destino de la ex finca San Juan

Calama es una ciudad importante, más allá de lo que piensen algunos sectores del país o inclusive de la región. Y es que somos la ciudad minera por excelencia. Rodeados de yacimientos mineros y proyectos futuros que hacen de esta tierra un lugar de oportunidades. Y como toda gran ciudad Calama tiene grandes problemas. Y si queremos avanzar, si buscamos el desarrollo, es bueno que esos puntos negros se determinen, se conversen y se solucionen.

Fue así como habilitamos un foro en la página de Internet de nuestro Diario, para saber qué piensa el calameño con respecto a su propia ciudad. Las respuestas fueron variadas, pero pudimos identificar ciertas tendencias, que a la postre nos guiaron para confeccionar la lista de los diez grandes problemas de Calama, el resultado es el siguiente.

 

Delincuencia

Uno de los problemas que la gente considera más relevante es el de la seguridad ciudadana, por lo que nos acercamos hasta La Prefectura de Carabineros de Calama, para conversar con el teniente coronel Eduardo Bustos Parra, quien se refirió en profundidad al tema que nos convoca.

El trabajo durante en el 2004 fue fuerte y se logró bajar la taza de delitos, los planes de seguridad implementados por Carabineros han dado pleno resultado y se espera bajar aún más la sensación de inseguridad, con la implementación a fines de año del plan cuadrante, que espera incrementar la dotación de Carabineros en 70 afectivos, 21 vehículos y un sistema nuevo de comunicación; que sumado a las cámaras de televigilancia y el plan implementado con el municipio Comuna Segura Compromiso 100, esperan transformar la cara del centro y de toda la ciudad.

 

Población flotante

La magnitud de este fenómeno quedo claramente de manifiesto en las últimas elecciones municipales, cuando más de 11 mil personas se excusaron de votar en Calama, por encontrarse lejos de su lugar de procedencia.

Las estadísticas que maneja el municipio, en este sentido, dicen que la población flotante bordea las 40 mil personas. Lamentablemente el control de este fenómeno escapa a la municipalidad y al gobierno provincial en general, porque el territorio nacional es de libre circulación. No obstante la situación no deja de preocupar a las autoridades loínas, debido a que afecta el buen funcionamiento de los consultorios, escuelas y por supuesto la seguridad ciudadana. Es por la gravedad de esta realidad, que el consejo municipal lo ha abordado en numerosas oportunidades y que espera tener avances muy pronto.

 

Ex finca San Juan

El potencial de este sector es tan grande como los problemas que han surgido a la hora de darle un destino final. La municipalidad está permutando terrenos con el objeto de aglutinar todos las propiedades, con el fin de construir un gran parque, además se tiene planificada la construcción del polideportivo, con lo que el gran problema que significa la ex finca San Juan, tendría fecha de término. Sin embargo, no podemos desconocer que son precisamente los proyectos de gran magnitud, los que más tiempo demoran en concretarse. Por lo pronto los vecinos del sector tendrán que seguir viviendo en medio de una tormenta de arena.

 

Vida nocturna

Las schoperias, a juicio del coronel no es el gran problema de Calama, pero sí lo es el la irresponsabilidad del cliente que sale en estado de ebriedad de este tipo de locales. Por lo demás destaca Bustos, que quien desee comprar bebidas alcohólicas lo hará de todas formas, como quedara graficado el día antes a las elecciones municipales, cuando las botillerías lucían repletas de gente antes de la hora de cierre. Es por esto que la política de carabineros es detener a esta gente, para evitar males mayores tanto para ellos, como para el resto de la comunidad.

A juicio de Arturo Molina, Calama es una ciudad que siempre se ha caracterizado por tener una cultura bohemia. El municipio trabaja para que las ordenanzas municipales se respeten y paulatinamente el expendio de bebidas alcohólicas se regularice y ordene.

 

Violencia intrafamiliar

Según estadísticas que maneja el Sernam, 40 mujeres son asesinadas al año por sus parejas, cifra alarmante que denota una amarga realidad que afecta a todo el país. En nuestra ciudad el panorama no es mucho mejor, ya que el Centro integral de Violencia Intrafamiliar (Civif) y el Sernam, manejan estadísticas alarmantes con respecto a este tema, cifras que se disparan en comparación al resto del país y que figuran como una de las más altas junto a las de San Fernando. El gobernador subrogante Siupen Lau, nos comentó que este año cuentan con un gran aporte de Codelco Norte, que permitirá mejorar aún más tanto la infraestructura del centro, como sus recursos humanos.

 

 

 

 

 

 

Contaminación

El principal factor de contaminación es el polvo en partículas o polvo en suspensión, que es el fenómeno que más se da en la ciudad. Independiente de las partículas que produce el mineral de Chuquicamata y que pueden llegar a producir las faenas en Mansa Mina.

En relación a este tema la municipalidad anuncia que esta pronta a pavimentar parte de los más 24 mil metros lineales de tierra que posee la ciudad. Es más a partir del próximo mes comienzan las obras del programa de pavimentación participativa, que gracias a la iniciativa de los propios vecinos de Calama, espera terminar de una vez por todas con una de las famosas tres “P” que estigmatizan negativamente a la ciudad.

 

Calles

Las calles de Calama, lucen en ciertos tramos un panorama francamente desalentador, los hoyos y baches parecen multiplicarse como acto de magia. Sin ir más lejos la avenida O’Higgins, el principal acceso de nuestra ciudad, se encuentra completamente destruida y los trabajos en avenida Balmaceda, que aún no terminan, ya muestran los primeros hoyos.

El problema está lejos de desaparecer, la construcción de nuevas poblaciones, el traslado de Chuqui y el mayor tráfico amenazan con dejarnos circulando por la tierra. Sin duda otro gran desafío para la actual administración.

 

Espacios públicos

Una ciudad amable, que piense en la familia debe contemplar la creación y mejoramiento de los espacios públicos. Como sucediera con el parque Manuel Rodríguez, que fue mejorado y esta habilitado para que toda la familia pueda disfrutar de él y no cabe ninguna duda de que así es.

Se estima que en Calama existen 342 espacios públicos que no han sido intervenidos a escala comunal y donde se pretende en el lapso de los siguientes cuatro años, intervenir a fin de recuperarlos para la población que los rodea y para toda la comunidad calameña. Como en el caso de la plaza Arturo Prat y la plaza Concepción. Otra buena noticia es que a partir de mañana se tiene planificado el cambio de dos mil luminarias, especialmente en el sector centro y oriente de la ciudad.

 

Perros vagos

Este un tema que la municipalidad ha estado atacando, de hecho existe una subvención para la organización “Amigos de los Animales”, a objeto de esterilizar a 800 perras, que potencialmente podrían dar a luz 16 mil perros. El municipio trabaja además en conjunto con una comisión de la Gobernación. Se realiza un estricto control, seguimiento y reducción de la población canina, porque de los más de 27 mil perros, que rondaban las calles de la ciudad se bajó considerablemente este número. Pero aun así Molina reconoce que este fenómeno sigue siendo considerable. El alcalde aprovecho la ocasión para señalar que el problema en sí no lo constituyen los perros, si no que las personas que los abandonan en las calles.

Una gran alternativa para reducir la enorme cifra de perros vagos es recurrir a Amigos de los Animales, que por un valor mucho menor esteriliza a las perritas y orienta sobre sus cuidados.

 

Basura en las calles

Los desperdicios en las calles es en gran medida culpa de los propios habitantes de Calama, basta hacer un breve recorrido por las calles de la ciudad, para darse cuenta que la gente tiende a botar todo al suelo, sin importar lo cerca o lo lejos que el basurero esté. Papeles, envoltorios, chicles, cigarros, todo va a parar al suelo. Sin mencionar que ciertos puntos del centro son considerados por algunos irrespetuosos como baños públicos.

En relación al mismo tema, el alcalde hace un llamado a los comerciantes de la ciudad, que muchas veces no respetan la ordenanza municipal que prohíbe sacar las basuras antes de las diez de la noche. El dictamen que no es respetado, provoca que las personas tengan que esquivar las numerosas bolsas que repletan las calles loínas, además que los perros rompen estas bolsa y la basura se riega por toso el lugar. De lo contrario la municipalidad actuará con más dureza y se aplicará los partes que correspondan. No obstante existe personal de aseo que trabaja en las jornadas de la mañana, y tarde, sin embargo no se tiene una cuadrilla nocturna por un tema económico, pero en este horario trabaja el personal de la basura que retira y limpia los desperdicios.

 

La voz de la gente

El foro ciudadano, habilitado en la página web de nuestro Diario, entregó la posibilidad a todos los calameños de entregar su opinión con respecto a los grandes problemas de nuestra ciudad. Para David Foster, el gran problema es la gran cantidad de población flotante que llega hasta Calama, sumado a los perros vagos, la ex finca San Juan y la falta de una universidad, para que los más jóvenes no tengan que emigrar para poder educarse con calidad. Desde Londres Inglaterra, Leonardo considera que el centralismo ha menoscabado el desarrollo de la ciudad.

Para Raúl Villanueva de Calama, lo que falta en la capital loína es un hospital moderno y de primera categoría, como lo merece la zona. En tanto que para Hans Brown, que escribió desde Antofagasta, la delincuencia sigue siendo el principal problema a mejorar. En tanto Michela Pizarro, de Iquique, considera que en Calama falta seguridad, más y mejor iluminación, mejores calles y lugares de esparcimiento para la familia.

Las opiniones que recibimos en nuestro sitio de Internet fueron muchísimas y enumerarlas todas sería imposible, No obstante nos damos cuenta que los grandes problemas de Calama, son muchos más de diez y las páginas de este Diario no bastarían para desarrollarlos todos. Pero nos interiorizamos de estos problemas, nos enteramos en qué pie están y cuales son las medidas que se están tomado para solucionarlos o mejorarlos, si se logra ese objetivo habremos cumplido nuestro objetivo de informar.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto