Usted está en : Portada : Economía (Minería y Negocios) Domingo 13 de noviembre de 2005

La realidad del alto costo de la vida en la Segunda Región

Revelador informe del Gobierno Regional dado a conocer al Core

Ana Huerta Pastén

A lo mejor estas cifras dadas a conocer por fin, podrían ser el camino a la credibilidad, dado que desde siempre se ha presentado la discordia entre los sectores, por cuanto mientras unos establecen que la Segunda Región es una de las más caras del país, otros insisten en que los precios son similares en todas partes.

Eso conlleva a conflictos a todo nivel, porque mientras por ejemplo las empresas que nacen en Santiago, se rigen por normativas en base a su casa matriz, quienes están en las sucursales en regiones, sufren consecuencias a veces insospechadas y mientras más distantes están, más difíciles son los pasos que deben dar los demás integrantes de la entidad, para salir adelante en sus respectivas localidades. Y qué decir de las zonas extremas como esta, donde las dificultades aumentan.

Es cosa de apreciar algunos valores básicos, como el pan, el agua, el mismo combustible. Son diferentes de un lugar a otro. Y sin ir más lejos. Es cosa de comparar precios entre Antofagasta y Calama, y ya las diferencias en algunos rubros son abismantes.

Calama siempre se la mira como la ciudad donde residen los trabajadores de Codelco, consecuencia que lleva a pensar que todos aquí disponen de sueldos mayores al promedio nacional. Pues resulta ello una equivocación, y aún cuando muchos trabajen para la minería. Eso no implica que tengan dinero para gastar y gastar, y hacer que los comerciantes, a costa de los calameños, obtengan sus mejores divisas.

Bien podría ser esta de equiparar precios una tarea grande para aquellos que buscan protagonismo y hacer "algo por los demás", como dicen.

He aquí algunos antecedentes recopilados de este informe realizado por un estamento encomendado por el Gobierno Regional. Es acabado y buscó las diferencias que se presentan entre una ciudad y otra.

Según los mismos consejeros regionales, evitó darse a conocer, debido a que con los resultados se demostraba que efectivamente, como lo planteó en su oportunidad la Asociación Nacional de Empleados Fiscales, las regiones requieren de un trato especial en cuanto a sueldos, y más todavía las regiones extremas.

No obstante igual existe el compromiso del ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, quien estableció que, en caso de determinarse que el costo de la vida fuera igual o superior al IPC se estudiarían fórmulas de mejorar el pago de zona. Ahora, los trabajadores de la Anef tienen estos antecedentes y por cierto cobrarán la palabra de la autoridad.

El estudio

Este indica que es 8,78 por ciento superior el costo de la vida de la Segunda Región, en comparación con las consideraciones registradas en un mismo nivel que en Santiago.

Este concluye en que, los impactos sobre el costo de la vida de la II Región, tomando en cuenta incluso algunas consideraciones que a entender de los expertos que efectuaron esta tarea, no se incluyen en el análisis preliminar.

El objetivo del informe fue presentar los resultados del proyecto destinado a efectuar la comparación del costo de la vida entre Antofagasta y Santiago a la luz del "Estudio Sobre Diferenciales de Costo de Vida en las Regiones Extremas. Acuerdo Nuevo Trato Laboral" realizado por la Dirección de Presupuesto (DIPRES).

Para estimar las diferencias de costos de vida entre regiones se debe tener presente que estas pueden surgir por precio o variables en las ponderaciones. El estudio muestra que consideran solamente la canasta del gran Santiago y los precios disponibles por INE y otras instituciones.

Se indica por ejemplo que para la estimación inicial de la Dirección de Presupuestos, el costo alcanza al 1,60 por ciento, mientras que la Variación Por Concepto de Precio de arriendo es de 1,48, la variación por concepto de precio de alimentos es de 2,4 por ciento, la ponderación de alimentos alcanza al 0,55 por ciento. La de arriendo de 0,13 por ciento y la ponderación de agua de 2,61 por ciento.

En mucho de los parámetros se considera a Iquique como referente, dado que es una zona bastante más similar a Antofagasta, que Santiago.

 

Mayor impacto

El impacto más significativo se da en el valor del agua, ya que el elemento vital tiene una gran diferencia en precio con la región metropolitana.

Otro aspecto lo conlleva el arriendo de viviendas. Para hacer la comparación, los encargados establecieron algunos índices en cuanto a calidad, tipo de terreno y otras características. Datos preliminares establecen que entre las casas que son comparables entre Antofagasta y Santiago, el promedio para la capital de nuestra región es de $ 69.239 mientras que el promedio para Santiago de casas similares a las utilizadas en Antofagasta es de $ 63.286 (9,4% mayor).

Aquí bien vale la pena agregar algún aspecto respecto de la capital de la provincia El Loa. En Calama, el diferencial alcanza mucha más relevancia dado que sólo una pieza tiene un valor promedio de sesenta mil pesos. (Una habitación medianamente confortable). Mientras que una casa de similares características a la mencionada, está por sobre los 150 mil pesos.

 

Los alimentos

Se realizó una encuesta de puntos de compra de los principales productos del rubro de alimentos considerados por el INE.

El resultado muestra que un porcentaje importante de los bienes no se compra en los supermercados sino que en negocios alternativos como ferias, almacenes de la esquina, etc. En el caso de Antofagasta estos artículos generalmente cuestan más caros que los supermercados ya que estos últimos tienen la posibilidad de hacer mayores utilidades vía una mayor rotación de inventarios, cosa que los almacenes más pequeños no pueden realizar y sus utilidades vienen principalmente de mayores precios.

La encuesta muestra que para el caso de los alimentos, el 57 por ciento del gasto es realizado en los supermercados, mientras que el otro 43 por ciento es realizado en algunos de los puntos de compra alternativos como son: minimarket, almacén, feria, botillería, panadería, carnicería, grandes tiendas, farmacia, restaurante/comida rápida/local platos preparados, servicentros de combustibles y ferretería, entre otros.

 

En puntos de compra

La etapa siguiente consistió en realizar una encuesta de precios en los diferentes puntos de compra de modo de mostrar que existe una diferencia significativa entre ambos. Los resultados mostraron que los precios de los otros puntos de compra en promedio son más altos que los supermercados el 20,9 por ciento, por lo que si el 43 por ciento del gasto es realizado en estos lugares, implicaría la subestimación de los precios de los alimentos alcanzaría al 9,02 por ciento.

Insiste el estudio en el porcentaje de gasto en agua es otro elemento importante dentro de la canasta. Este es un bien altamente inelástico a los precios, luego esta diferencia refleja fundamentalmente cambios en precio más que en cantidades consumidas.

Según otros análisis el agua en la región es la más cara del país y contrario a lo que muestra el estudio de DIPRES donde analizan un precio por agua para la región de Coyhaique 5,2 por ciento más cara que Antofagasta, en circunstancias que el agua aquí es más cara tanto en el periodo no punta como en el de punta. Esto lo resalta en consecuencia el informe presentado a la autoridad al momento de plantear el gasto mayor que se hace en la región.

Adicionalmente, la ponderación en la canasta de Santiago de los alimentos es de 26,78 por ciento, luego la subestimación del costo de vida en la II Región por concepto de subestimación de precios de los alimentos es de 2,42%.

 

Diferencias

La canasta utilizada por la Dirección de Presupuesto corresponde a la Encuesta de Presupuesto Familiar aplicada en Santiago. Asimilando incluso en tiempo el Instituto Nacional de Estadística extendió la V Encuesta de Presupuesto Familiares a las ciudades de Iquique y la de Punta Arenas y fue publicado en un documento oficial Gasto Medio Mensual y Estructura del Gasto de los Hogares de Iquique y Punta Arenas. Aquí se aprecia que existen algunos ítems donde existen considerables diferencias en el gasto y precisamente en relación a éstos aún mayores precios hay en Antofagasta.

Pero por supuesto dadas las condiciones de vida determinadas principalmente por el clima, el gasto en vivienda y agua de la Región de Antofagasta será más similar a Iquique que la de Santiago. Esto es especialmente cierto respecto al consumo de agua ya que ambas son zonas desérticas donde la escasez del elemento vital tiene un rol crucial en el desarrollo de estas ciudades.

Adicionalmente, la canasta de Iquique presenta una ponderación a los alimentos de 32,9 por ciento, superior en 6,12 puntos porcentuales a la ponderación que a este rubro se da en Santiago. Esto implica un 0,55% adicional en el costo de la vida de la II Región.

En resumen, los impactos sobre el costo de la vida de la II Región de estas consideraciones muestra que este es 8,78 por ciento superior al costo de vida de Santiago.

Se incorpora inicialmente el 1,6 por ciento considerado por la DIPRES debido a que la metodología utilizada en este trabajo tuvo como objetivo mostrar las diferencias en el costo de la vida de la II Región respecto a Santiago a partir del estudio desarrollado por la Dirección de Presupuesto mostrando el impacto que sobre este estudio tiene el ignorar información disponible como lo son la Encuesta CASEN y la Canasta de Consumo estimada por el INE para la ciudad de Iquique que por sus condiciones geográficas es considerablemente más similar a Antofagasta que lo es en Santiago.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto