Usted está en : Portada: Deportes
Sábado 28 de febrero de 2009
"Nadie soltará el puesto así como así"

Con sólo 18 años, el delantero de Cobreloa nacido en Talagante, Francisco Castro, ha logrado hacerse de un lugar en el joven equipo de Marcelo Trobbiani, donde ya anotó su primer gol en el profesionalismo. El "Toby", como lo conocen sus compañeros por su parecido con Marcelo Vega, demuestra habilidad, rapidez y una capacidad goleada incipiente, aunque aclara que se ha tomado todo con tranquilidad y con los pies bien puestos en la tierra.

¿Cómo se dio su incorporación a Cobreloa?

Yo jugaba en un club de barrio y me llevaron a Cobreloa el año 2005, ahí empecé a jugar en las divisiones inferiores, donde seleccionaron un grupo de niños de las cadetes para venir a jugar a Calama y ahí me escogieron a mí, yo no me vine desde un principio, yo no quería venirme por asuntos familiares y llegué acá en junio del año pasado. Jugué en la Sub 18 y desde ahí me subieron al primer equipo.

¿Estuvo el tiempo suficiente para destacarse en esa categoría?

Sí, hice hartos goles, estaba con el profesor Leonel Barrientos.

Entonces, fue un proceso difícil tomar la decisión de venirse.

Sí, fue difícil, pero ya estoy un poco más acostumbrado, aunque igual se hecha mucho de menos a la familia.

Son ellos los más contentos con tu incorporación y con el gol.

Están contentos conmigo y con lo que estoy logrando. Todos son mis hinchas, mi papá, mi mamá, mi hermano chico y mi polola que vive en Santiago, con ella llevo cuatro años pololeando.

Cntra la UC tendrán la posibilidad de verlo ¿Lo han conversado?

Sí, todos están esperando eso. Van a ir todos en mi familia y mis amigos.

Ha sido un cambio fuerte en su vida, ¿Cómo toma todo esto?

Es un cambio fuerte, pero ha sido bueno, hay que tener los pies bien puestos en la tierra y creo que en ese sentido mis papás siempre me aconsejan, siempre están ahí con el "látigo" por decirlo así, pero tampoco soy como para eso, siempre he sido bien humilde.

¿Quién es el que más lo aconseja en Calama?

Bueno, los profesores siempre están ahí, hablando con los más jóvenes, así que son ellos los que más me aconsejan.

¿Ha tenido tiempo de hablar con Marcelo Trobbiani de su momento?

El siempre le está diciendo a los más jóvenes que nos cuidemos, que descansemos bien y que hay que tener cuidado con que no se nos suban los humos a la cabeza, que hay que tener los pies bien puestos sobre la tierra y todo eso.

El "carrete" puede ser el principal enemigo de una carrera joven.

Sí, pero depende del joven que sea. Yo tampoco soy un santo, pero todo lo que hago, lo hago con responsabilidad.

De todas formas se hace complicado con tanto tiempo libre.

Sí, pero ese tiempo hay que dedicarlo sobre todo a descansar.

Mañana tiene otra posibilidad de ratificar el buen momento que vive y por qué no volver de a marcar.

Sí, quedé con muchas ganas de volver a marcar, hacer otro gol y seguir haciendo lo mío.

¿A quién le dedicó su gol?

A mi familia más que a nadie, ellos son los que están detrás de mí.

Ha sido su emoción más fuerte con Cobreloa.

Sí fue una emoción fuerte, pero lo más importante es no quedarse en eso, hay que seguir luchando por mucho más.

En una radio usted señaló que de Cobreloa lo sacaban sólo muerto.

Creo que nadie tiene su puesto ganado y creo que tendré que seguir luchando para mantenerme, que es lo que todos los que están ahí quieren, todos quieren jugar, todos quieren un puesto y creo que yo estoy luchando por eso, por mantener un puesto. Hay que aprovechar esta oportunidad.

Hay una mayoría de jugadores jóvenes, ¿Se apoyan entre ustedes?

Como somos muy jóvenes entre todos nos tratamos de apoyar, de ser un equipo muy solidario dentro de la cancha y creo que por lo mismo, somos muy jóvenes y hay que estar atrás del compañero apoyándolo. Los más experimentados siempre nos están dándo consejos sobre qué hay que hacer, cómo hay que actuar y en ese sentido son muy buenos.

Tiene compañeros que reúnen ambas cosas, juventud y experiencia, como en el caso de Aránguiz y Silva.

Sí, ellos son muy buenos compañeros, este es un muy buen grupo.

Las oportunidades no sirven de nada si el que las recibe no responde al entrenador.

Si el profe nos ha dado la confianza no queda más que seguir demostrándole, pero nadie soltará el puesto así como así.