Usted está en : Portada: Deportes
Lunes 6 de abril de 2009
Cobreloa sigue sumando y va por más en Curicó

Los loínos siguen sumando semanas a su invicto en Calama, luego de derrotar a la UdeC que venía ejerciendo paternidad ante los mineros, que obtuvieron su revancha

El partido disputado ayer entre Cobreloa y Universidad de Concepción en el Municipal de Calama, fue un verdadero monólogo de los mineros, aunque las numerosas ocasiones que se crearon los dirigidos de Marcelo Trobbiani no lograron imprimir intensidad a un enfrentamiento que por momentos tuvo un trámite demasiado lento. Aún así, el equipo loíno se las arregló para vulneran dos veces el arco defendido por Franco Cabrera, que debutaba en este Apertura tras la lesión del uruguayo Federico Elduayen.

 

Cobreloa estructuró un 2-0 que extiende los ocho meses sin perder que sumaron los locales en casa y con el que escalaron a la cuarta posición. El equipo de Jorge Pellicer acusó la ausencia de su goleador, Julio César Laffatigue, y propuso poco o nada en Calama, donde la salida de Francisco Arrué por lesión, en el minuto 23, terminó por mermar aún más su ofensiva.

 

Así se jugó en el Municipal

 

Desde el pitazo inicial de René de la Rosa, que tuvo un arbitraje bastante modesto, los mineros se fueron en busca del gol, el que parecía llegar en cualquier momento sobre todo ante las intervenciones imprecisas e inseguras del meta estudiantil Franco Cabrera, que tenía la difícil tarea de reemplazar a Elduayén.

 

Michael Silva y el paraguayo Ever Cantero tuvieron los primeros acercamientos al gol, pero fue el joven seleccionado Sub 20, Eduardo Vargas, el que, tras un corner, se anticiparía a toda la defensa del Campanil y decretaría el fin de la paridad con un cabezazo bien dirigido que Cabrera no detuvo. Antes de los 15 minutos Cobreloa ya ganaba, como viene siendo habitual desde agosto del 2008.

 

Las oportunidades de Cobreloa se continuaron sucediendo tras el gol y las pocas chances que tuvo la Universidad de Concepción, fueron más responsabilidad de la defensa minera, que merito de sus atacantes. Gustavo Lorenzetti era el más incisivo, pero sus arremetidas, siempre desde muy atrás, terminaron todas coartadas por la zaga local. Francisco Arrué también fue agente de riesgo mientras jugó, porque se fue reemplazado en el 23 por lesión (rotura del ligamento cruzado de su rodilla derecha).

 

Sobre la media hora, el ataque era propiedad exclusiva de Cobreloa y Vargas continuaba, junto al siempre importante Charles Aránguiz, siendo el más peligroso con la pelota en los pies. Cantero no estuvo en su tarde y la marca ahogó por momentos a Silva que venía desde la izquierda. La segunda cifra no llegaba, más por impericia de los Zorros que por meritos de la defensa de la Octava Región.

 

El cierre de la primera fracción dejó gusto poco a Cobreloa, que mereció, al menos, meter un par de goles más.

 

Segundos 45

 

Tan pronto comenzó el complemento, Cobreloa salió a alargar las distancias y lograba con facilidad inquietar a los visitantes, que veían como la paternidad que tuvo en el último tiempo el equipo universitario, sucumbía por su propuesta demasiado conservadora de Pellicer. Pero el gol no llegaba, pese al buen juego asociado de Cobreloa, sobre todo en ataque, donde la puntada final de las jugadas nuevamente era tarea pendiente de los Zorros.

 

A medida que avanzaba el juego, los nervios por no capitalizar las numerosas llegadas y no concretar el triunfo, incidían en la moral de la defensa naranja que a cada minuto parecía más tensa e imprecisa. Lo que por supuesto fue alentando a los visitantes, que sobre los últimos 15 minutos salieron en busca de un empate. Con el pie en el acelerador, la UdeC tuvo sus mejores pasajes, mientras en la orilla de la cancha, Trobbiani estallaba de ira al ver que la historia del empate en el minuto final podría repetirse.

 

Gabriel Vargas, uno que suele anotar en Calama, complicó bastante en el final, y con Lerenzetti se instalaron en terreno naranja, donde estuvieron cerca de anotar tras las desinteligencias de la zaga loína, que a esa altura parecían desatadas, pero no tendrían suerte esta vez.

 

En el minuto 93, en una jugada de ataque de los locales, se fue expulsado su capitán Fernando Solís y segundos más tarde cayó el segundo gol de Cobreloa, tras una excelente jugada del defensa Rodolfo González, que recibió el balón en el área y dejó en el camino a Cabrera tras una vistosa jugada, para cerrar así la lucha. El pitazo final llegó segundos después del golazo del juvenil defensor minero, el primero de su corta carrera en Primera.

 

Cobreloa deberá enfrentar el próximo domingo a Curicó en La Granja, donde ayer derrotó 3-1 a la UC.