Usted está en : Portada:
Lunes 1 de junio de 2009
Cobreloa juega contra su propia realidad

Epoca de bonanza económica del club minero quedó definitivamente atrás. COMENTE ESTA NOTICIA.

Cobreloa vivió una época de oro, tanto en lo económico como en lo futbolístico, en los años ochenta y si bien los objetivos deportivos podrían reeditarse, hay muchas menos opciones de volver a tener el dinero y los socios que alguna vez tuvo el equipo naranja.

 

Y es que cualquier equipo de provincia e incluso de la capital, quisiera tener esos 13 mil socios que tuvieron los loínos en sus albores. Hoy, una profunda crisis económica asfixia a los Zorros que deberán optimizar sus recursos para darle forma al equipo que disputará el campeonato de Clausura.

 

La "deuda histórica"

 

Lo que desencadenó el actual periodo de "vacas flacas", según el dirigente de Cobreloa, Gerardo Mella, fue la conversión de corporación a sociedad anónima deportiva (S.A.D.) por parte del equipo minero en el año 2003, cuando un vacío legal desencadenó en una deuda tributaria de 5 mil millones de pesos. "La crisis económica pasa producto de la ley 20.019 (de S.A.D.), en la que se dejó un vacío, ya que debía decir que una vez que los clubes del fútbol profesional se hicieran sociedad anónima deportiva, pasaran a ese régimen, donde las multas e intereses de la deuda tributaria se congelaban, lamentablemente no ha sido así", detalló el ex presidente minero.

 

De esta forma la deuda que en 2003 era de 1.490 millones de pesos fue aumentando en intereses hasta alcanzar los más de 5 mil millones de pesos que Cobreloa adeuda hoy a la Tesorería.

 

El tesorero del club, Juan Carlos García, señala sobre esta abultada cifra que "Nos ha dolido mucho esa deuda. Se paga anual y este año se pagó en abril, fueron cerca de 90 millones". Visión muy similar a la que tiene Mella sobre la denominada "deuda histórica" que pudiera complicar aún más los destinos del club: "Eso nos ha perjudicado enormemente en el desarrollo institucional. Nos perjudica mucho porque la deuda cada día es mayor y va a llegar un momento en que será insostenible".

 

También juegan en contra

 

Pero la deuda con Tesorería, no es el único factor que ha ido mermando los ingresos del club loíno e hipotecando su futuro, también juegan un rol importante los socios (o los que han dejado de serlo) del equipo que ocho veces ha sido campeón de nuestro fútbol.

 

"Este club nació el año 1977 con 13 mil socios al día, que eran los 13 mil trabajadores que tenía Codelco en ese momento, más las fuerzas armadas y un sinnúmero de instituciones que en ese momento se hicieron socios, pero con el tiempo esto fue decayendo por diferentes razones y más aún desde el año 1990 cuando la opción de ser socios, que era obligada en Codelco, se abrió. Hoy tenemos una dotación de socios de 3 mil 200, 3 mil 500 personas", puntualizó Mella sobre un hecho que marcó de la noche a la mañana a la institución.

 

García, por su parte, agrega otro antecedente, porque incluso estar tan lejos del centro del país y especialmente de Santiago, hacen aún más costosos los gastos de cada mes para Cobreloa, donde habitualmente deben viajar dos veces para jugar como forasteros. "Mantener todo Cobreloa es una cifra aproximada de 3 millones dólares, porque tenemos la planilla, el estadio, el club, y los viajes. Tenemos que considerar que Cobreloa, la mitad de sus partidos, tiene que pagar avión y hospedaje, es el segundo costo más alto del club. Por viajes se gasta entre un millón y medio y dos millones mensuales", informó el directivo.

 

Importante es también la disminución que ha tenido la cantidad de gente que presencia los partidos del equipo minero en el estadio Municipal, para Mella, demasiado bajo para una ciudad que bordea los 160 mil habitantes. "Cada día hay menos público en el estadio, que en Calama son una media de tres mil personas y en una ciudad que tiene 160 mil habitantes es bajísimo en porcentaje. Y esto se produce por diferentes razones, la infraestructura y la seguridad que le damos a nuestra gente en el estadio no es la mejor y eso hace que la gente no se interese en presenciar estos espectáculos de fútbol. Además le están dando a través de la televisión fútbol de todo el mundo", explicó el dirigente que integra la comisión Fútbol del club.

 

Cobreloa en números

 

Para este semestre, según indicó el tesorero, Juan Carlos García, una prioridad es bajar el costo de la planilla, lo que ya se logró en parte con la salida del entrenador Marcelo Trobbiani y la no renovación de Alonzo Zúñiga. "El presupuesto inicial para el semestre era de 53 millones de pesos, pero fue alrededor de 70 millones y esperamos en este Clausura ajustarnos a los valores iniciales. El costo fue mayor y no hubo resultados positivos. Queremos una planilla que sea realista con los medios que tenemos, porque gastar más plata no asegura logros", planteó.

 

Sobre el aporte de Codelco al equipo, que naciera a su alero en 1977, García detalló que "Codelco entrega un valor que no se hace público, pero que era mucho mayor, por cierto, cuando Cobreloa partió, eran más socios. Esta cantidad se analiza año a año y es la entrada más importante del club", indicó el tesorero.

 

En Cobreloa, el segundo orden de importancia dentro de las entradas de capitales son la publicidad, seguido de las cuotas de los socios, las entradas y los derechos por televisión. Por lo mismo, el director informó que para la actual dirigencia del club la meta es crecer y diversificar la publicidad y sumar nuevos socios.

 

Consultado, por último, sobre si el delantero Rodrigo Mannara efectivamente le cuesta 9 millones de pesos mensuales al club, García, ratificó lo expresado por el presidente de la comisión Fútbol, Sebastián Vivaldi hace unos días. "Sí, ese es el costo total de Rodrigo Mannara, y el aporte no ha sido acorde a sus ingresos", finalizó.

 

Es evidente que los desafíos del equipo no son pocos ni fáciles de sortear, la nueva directiva tiene muchísimo trabajo por delante.