Usted está en : Portada: Crónica
Sábado 8 de agosto de 2009
Calameños no quieren nada con la tradición del matrimonio
En el Registro Civil de nuestra ciudad dan a conocer que desde hace varios años que se presenta este fenómeno generado por la desconfianza de las parejas y la pérdida de los valores

Cifras dadas a conocer en el Registro Civil de la ciudad, son categóricas e indican que los matrimonios van en picada. Algo ocurre en la sociedad que lleva a las parejas a confiar cada vez menos en formalizar los compromisos, lo que se refleja por ejemplo, que en los últimos diez años las uniones civiles bajaron en 23 por ciento, registrándose 20 mil menos a nivel nacional.

Cambio social

En toda la Provincia El Loa la realidad no es distinta, puesto que en el mes de julio se celebraron 37 matrimonios, cuando en la década de los 80 se realizaban alrededor de cien. Arturo Barraza, director (s) de la oficina Calama del Registro Civil, explica que además, lo que se da ahora, son los matrimonios privados, en casas de personas, también por temas de trabajo y que en total sumaron 13 también en julio.

Estos 37 matrimonios, aumentan considerablemente en septiembre y en diciembre, porque las parejas y sus familias aprovechan las ceremonias para festejar junto a Fiestas Patrias o el Año Nuevo.

Barraza lleva más de 30 años desempeñándose en el Registro Civil. Tanto en Antofagasta como María Elena y Chuquicamata, este funcionario público, ha visto cómo los matrimonios han disminuido de forma considerable en los últimos años.

No es algo nuevo. De hecho, cuenta que entre los años 1985 y 1990, ya comienza a percibirse una disminución considerable. "Me da la impresión que la gente no quiere mucho el compromiso. Eso lo vemos mucho acá con la cantidad de divorciados", precisa el funcionario y agrega que sólo en el mes de julio hubo siete divorcios, que todos los meses hay quizás más (10 o 12) pero que "podría haber más dependiendo de las circunstancias".

Otro aspecto importante que lleva a las personas a casarse menos, es la Ley de Matrimonio Civil promulgada a fines de 2004. Para el director (s) del Registro Civil, esto hizo aumentar las disoluciones matrimoniales formales. Los chilenos y también extranjeros, se casan menos y a mayor edad, pero se divorcian más.

Más edad y extranjeros

A esta realidad que se registra en los últimos años de haber menos matrimonios, se agrega el hecho que también las personas esperan tener más edad para contraer nupcias. Por ejemplo, hace una década la mayoría de los chilenos se casaban entre los 20 y 25 años mientras que hoy lo hacen entre los 26 y 30.

Este es un fenómeno particular que también aborda la psicóloga Javiera Madariaga, quien señala que uno de los motivos principales se debe a los valores que tienen las personas. "Son muy escasos los valores para que una relación de pareja termine en matrimonio y tiene que ver también con la percepción que se le ha dado a este fenómeno. Siempre se le ha visto como algo que no tiene mucha importancia. Son pocas las personas que conservan los valores que le han entregado la familia respecto a casarse o no".

Dato bastante curioso también es el que entrega Barraza en relación a los matrimonios de extranjeros. Estos han aumentado bastante y se realizan sobre todo entre parejas compuestas por chileno (a) y extranjero (a), situación que contrasta bastante con lo que ocurría hace varios años.

Curioso es de igual forma lo que ha ocurrido desde el año pasado al interior del Centro de Detención Preventiva, ya que si bien el 2008 se produjeron apenas dos matrimonios, este año van cerca de 10 y ya hay varios programados entre internos y sus parejas que tienen en la misma cárcel o el exterior.