Usted está en : Portada: Crónica
Viernes 5 de marzo de 2010
Fuerte sismo alarmó a comunidad loína
El temblor tuvo una intensidad de 6,3 grados en la Escala de Richter y el epicentro estuvo a 77 kilómetros de Calama

Un fuerte sismo de 6,3 grados en la escala de Richter se sintió cerca de las 19.40 horas en Calama, lo que desató una verdadera sicosis entre los pobladores que en su retina tienen las imágenes y consecuencias del terremoto que azotó el centro-sur de Chile.

El epicentro registrado a 65 kilómetros al noreste de la comuna, dejó a muchos loínos histéricos por culpa de este evento que rememoró lo vivido durante la semana en los medios de comunicación y el relato de cientos de pobladores.

Temor

En el centro de Calama quedó en evidencia el pánico que muchos sintieron en ese estresante momento. Mujeres llorando, hombres con rostros evidentemente preocupados, decenas de personas que llamaban inmediatamente a sus seres queridos y los voluntarios que reúnen víveres para los anegados del sur que llamaban a la calma de la comunidad, eran el escenario de un nuevo temblor.

En medio de la gente, personal de Carabineros corría con una joven con varios meses de embarazo en brazos con dirección a una patrulla estacionada en calle Latorre.

"Ella es una chica que entró en estado de shock debido al mismo temblor. Por su evidente estado de embarazo tuvimos que socorrerla para llevarla hasta un recinto asistencial", indicó uno de los carabineros presentes.

No hubo daños

Si bien los daños materiales no estuvieron presentes en este evento, un sismo era algo que nadie que vivió el terremoto esperaba sentir, como Iven Vargas, quien acababa de llegar hasta Calama luego de una gran travesía que comenzó en la misma zona cero del terremoto que asoló a miles.

"No quería creer que lo que estaba viviendo, casi me dieron ganas de llorar y pensé que una pesadilla estaba volviendo a mi retina. Me costó mucho volver de las vacaciones para reencontrarme con algo que no olvidaré", contó evidentemente asustado.

Casino

En el Casino Sol, mientras se celebraba la tradicional "Tarde de Reinas", unas cincuenta mujeres que enfrentaron el sismo salieron corriendo del lugar asustadas por la potencia de esta manifestación de la tierra. Además, dos mujeres se desmayaron debido al pánico del momento.

Aunque fue uno de los temblores más potentes desde el terremoto de Tocopilla, lo que dejó este sismo no fue más que pánico afortunadamente, ya que nadie quiere vivir lo que tantos chilenos aún tienen que enfrentar.

Situación similar ocurrió en el Mall Plaza Calama, donde muchos corrieron despavoridos ante la magnitud del sismo, provocando el caos, situación que se normalizó más tarde, tras varios minutos de histeria.

Sin relación

A través de la Onemi, se dio a conocer que el sismo no tuvo relación alguna con el terremoto que devastó gran parte del sur de Chile. También se confirmó que no fue necesario activar la alerta de tsunami en todo el litoral norte.

Con respecto a Tocopilla, se informó que no hubo daños pero sí se desencadenó pánico en algunas personas, principalmente por la posibilidad que se desencadenara un maremoto. Antofagasta tampoco registró daños.

Con respecto al interior de Calama, hasta el cierre de esta edición no se informó sobre derrumbes o desgracias personales.

Cabe consignar que Argentina, puntualmente la provincia de Salta, también sintió el movimiento.