Usted está en : Portada: Deportes
Sábado 25 de septiembre de 2010
Fernando Riera encaminó los primeros pasos de Cobreloa
A fines de 1976 el DT visitó Calama para entregar algunos lineamientos al naciente club

Fernando Riera, el que es considerado el mejor director técnico en la historia de nuestro fútbol, dejó de existir la tarde del jueves, y con él se va también un pedazo de Cobreloa.

El técnico, que alcanzó el recordado tercer lugar con la selección chilena en el Mundial de 1962, estuvo en Calama y Chuquicamata cuando apenas germinaba la idea de profesionalizar el equipo naranja. Cuando entregó algunos de los lineamientos que en gran medida articularían el sueño cobreloíno.

Una visita para siempre

El adiestrador, quien había dirigido por más de trece años en Europa, fue invitado a visitar la ciudad a fines de 1976, oportunidad en la que se le extendió la invitación para dirigir al naciente equipo minero.

Así lo recuerda uno de los fundadores del club minero, Andrés Reghezza, actual director de tecnología aplicada de Codelco Norte, quien encabezó, junto al gerente de Chuquicamata, Nicolás Tschischow y José Gorrini, la delegación que recibió a Riera en la ciudad.

"Estuvo entre dos o tres días y tuvimos intensas reuniones con él y le hicimos ver que nosotros queríamos contar con su experiencia y conocimiento", detalló. Invitación que, finalmente, Riera declinó aceptar, aunque Reghezza recuerda que el DT lamentó que el desafío llegara tan avanzada su carrera y cuando estaba radicado en Santiago. "Qué lástima no haberlos conocido tan tarde, cuando era más joven yo los hubiera apoyado", habría dicho el técnico.

Y pese a que no aceptó la idea de dirigir a Cobreloa, sí se dio el tiempo para recomendar a Andrés Prieto, en esos años en Defensor de Uruguay. Esa misma noche llamaron al ex compañero de Riera en Universidad Católica, quien aceptó el cargo. "Gracias a él (Riera) nació el contacto y semanas después terminó todo bien y Prieto fue el primer entrenador oficial que tuvo Cobreloa", detalló Reghezza.

Pero la asesoría de Riera no terminó ahí, también recomendó la contratación de una serie de jugadores, entre ellos, Guillermo Yavar y Francisco "Chamaco" Valdés. Como también a una serie de uruguayos, que en su oportunidad no lograrían concretarse. De todas maneras el testimonio lo recogió Prieto, quien encabezó el fichaje de una serie de valores charrúas hasta hoy queridos y recordados.

"Tuvo muy buena acogida a nuestras inquietudes y nos recalcó la necesidad de tener una columna vertebral con un arquero, un central, un mediocampista y un goleador (…) después con Andrés, que estaba en la misma línea, llegaron Garisto, Jáuregui, Siviero", puntualizó Reghezza.

En lo relativo a la infraestructura y a los recursos humanos que necesitaba la institución, Riera también entregó su visión, muy influenciada, por cierto, por sus largos años dirigiendo en el viejo continente. "Visitamos el estadio y nos dio muchos consejos sobre los camarines, sobre tener una casa que nos permitiera recibir a jugadores de provincia. Además de una prolija asistencia médico-dental y la posibilidad de integrar sicólogos. La idea era formar, no un equipo del montón, sino que un equipo a la medida de lo que él llamaba profesional", recuerda el director de Codelco.

Tras esa breve visita, Riera se reencontró con Andrés Reghezza, a quien le dijo que la visita había sido muy gratificante. "Me reencontré un par de veces con él y guardaba recuerdos muy gratos del afecto que recibió de la gente, porque sin duda en ese instante marcaba un precedente, un nivel que no había tenido ningún entrenador chileno", concluyó.