Usted está en : Portada: Deportes
Lunes 3 de enero de 2011
Aventura en dos ruedas: de Alaska a Calama

Una aventura en dos ruedas, que partió hace algo más de dos años en Alaska para el fotógrafo español, Marc Hors, con un recorrido que contempla a la fecha 23 mil kilómetros en una bicicleta montañesa, quien conoció en California a su pareja y compañera de viaje, la chilena, Indira Urrutia, de profesión maestra la que dejo lo que estaba haciendo para seguir a este defensor del medioambiente en esta iniciativa que concluirá en Tierra de Fuego.

En este minuto la pareja chilena-español están en la capital de la provincia El Loa, donde efectuaron un alto para saludar a algunos familiares y disfrutar de las fiestas de fin de año. Luego de haber ingresado por el Paso Jama y recorrido las bellezas de San Pedro de Atacama.

En las próximas horas emprenden rumbo a la capital regional. Y luego a Tierra del Fuego, con algunas paradas en la ruta para informar lo que han observado y requerir de servicios básicos, tales como alimentación y alojamiento, algo que concretan a través del comercio del trueque, ya que Marc Hors es un fotógrafo profesional que capta paisajes con su lente que después cambia por alimentos.

La Calera

Ambos son felices con la experiencia extrema que les ha correspondido vivir en esta etapa de su vida, donde dejaron la tranquilidad y comodidad del hogar para enfrentar esta aventura, que los unió como seres humanos con un fin en común, que más allá de estar atado a un escritorio o a un lugar definido abrazaron sus sueños y desafiaron las costumbres tradicionales para lanzarse a un proyecto que concluirá en Tierra de Fuego, tras partir en Alaska y recorrer Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Calama de Chile.

La aventura terminará en La Calera, lugar de nacimiento de la chilena, Indira Urrutia, quien permaneció ocho años fuera del territorio nacional.

Urrutia, señaló que "este proyecto nos permite continuar soñando que siempre podemos hacer cosas, sin ser ciclistas o deportistas destacados nos atrevimos a desafiar nuestras fortalezas físicas".

Aunque reconocieron que las primeras semanas son las más difíciles al usar las bicicletas.