Año XXXVII - Nro. 12.405 - Viernes 14 de Marzo de 2003

Efectos del concubinato

Vanesa Linsambarth Moore

Abogado PAJ Calama

 

El concubinato puede ser definido como la unión afectiva, de cierta permanencia en el tiempo, entre un hombre y una mujer, sin que medie entre ellos un vínculo matrimonial.

Destaca de la definición señalada precedentemente, el carácter de permanencia en el tiempo de la relación, con lo cual, es indudable que por regla general, este vínculo trae aparejado determinados efectos jurídicos, sea en el ámbito patrimonial, personal, filial, etcétera. Por consiguiente, interesa ilustrar qué derechos y que deberes adquieren los concubinos durante y/o una vez terminada la relación no matrimonial.

Así, en un primer término, es necesario señalar que el concubinato en sí no origina consecuencias jurídico patrimoniales. Sin embargo, y a pesar que nuestra legislación no regula los efectos patrimoniales que surgen en este tipo de relaciones, es indudable que en la mayoría de estos casos los concubinos adquieren bienes durante la existencia de este vínculo, los cuales casi siempre son obtenidos con medios proporcionados por ambos concubinos; por ello, para los efectos de evitar posibles litigios, es recomendable para la pareja convenir expresamente algún tipo de sociedad, que se encuentre vigente en nuestra legislación, a objeto de lograr una co-propiedad respecto de los bienes.

En cuanto a la filiación de los hijos nacidos en el concubinato o después de él, podemos decir que, en primer lugar, rigen las reglas del reconocimiento voluntario de la paternidad; si tal hecho no se verificare, será necesario el inicio de una acción judicial en la cual el concubinato de la madre con el supuesto padre, durante la época en la que se ha podido producir la concepción, servirá de base para una presunción de paternidad. Lo anterior quiere decir, que de probar la existencia del vínculo de pareja en el tiempo de la concepción o del nacimiento del menor, nos encontraremos con un hecho calificado, que puede llevar a un tribunal a determinar la filiación.

Para acreditar fehacientemente la paternidad, será necesario aportar otros medios probatorios que acompañen a la presunción indicada, dentro de los cuales, el más fidedigno lo representa el examen de ADN.

Finalmente, en caso de que alguno de los concubinos tenga una obligación alimenticia, la Ley sobre abandono de familia y pago de pensiones alimenticias, señala que será solidariamente responsable en el pago de estas obligaciones quien viviere en concubinato con el padre, madre o cónyuge alimentante, es decir, eventualmente una persona tendrá que responder por una pensión alimenticia que su pareja no pueda solventar.

Volver

La Estrella de Arica
Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos
Abaroa 2051, Calama