Año XXXVII - Nro. 12.377 - Lunes 4 de Agosto de 2003

Chajnantor, el tesoro que aguarda el desierto

Eduardo Hardy, de la Associated Universities Inc, comentó que esta es una empresa científica cuyo producto es cultural, "nosotros respondemos a preguntas, lo que nos guía es la curiosidad. Las peguntas son cómo está hecho el universo, de dónde venimos, hacia dónde evoluciona el universo, cómo se ha formado la vida, cómo se ha hecho el universo y el objetivo de es responder a todas esas incógnitas".

Impacientemente los lugareños de San Pedro de Atacama y sus alrededores, esperan que se concrete el proyecto Alma en el llano de Chajnantor. Por un lado, porque están ansiosos de ser los primeros en llegar a observar desde esa lente mágica hacia el universo y, además, porque ese será un punto de atractivo para todo el mundo. También, tienen vertidas las esperanzas en lo que se pueda lograr paralelamente.

La alcaldesa Sandra Berna, dio la venia al proyecto, principalmente luego de comprobar a través de todos los medios que esto no implicaría daño ambiental sino que por el contrario, significaría un cuidado el entorno. De hecho no utilizarán agua, porque el proyecto necesita la mayor sequedad ambiental.

Además es tal la cantidad de kilómetros que ocuparán que mientras estén allí consideran que el entorno está protegido.

La misma opinión tiene la jefa de la Corporación de Desarrollo Indígena Liliana Cortez Cruz. "De hecho como proyecto para el país es interesante. Nosotros esperamos que este no sea uno más donde no tengan oportunidad los indígenas. Ha habido conversaciones y de hecho una de las comunidades que tuvo que llegar a acuerdo es Toconao, donde se logró satisfactoriamente. Con ello podemos decir que este no es un proyecto que se instala sin la opinión de los indígenas. El proceso ha sido participativo. Y lo que a mí me satisface es que es un proyecto mundial y que si bien ocupará un espacio requiere una área extensiva donde no debe haber contaminación. Eso permitirá el control de afectar con otros proyectos nuestro ambiente".

 

Los expertos

 

Conversamos con algunos de los expertos del proyecto y afirmaron lo mismo respecto a la protección del medioambiente. Además, con la información que recibirán, contribuirán a obtener un mayor conocimiento de cómo han evolucionado las generaciones del mundo.

Daniel Hofstadt, representante de la Organización Europea Para la Investigación Astronómica (ESO), comentó que hoy el proyecto cuenta con los terrenos debidamente concesionados. También está aprobada la factibilidad del plan y están listos para iniciar los trabajos de infraestructura. La primera antena estará instalada a principios de 2006. No obstante, según explican, en tres años más, una vez que se disponga de esas primeras antenas están en posibilidades de iniciar los trabajos de observación y en forma periódica, instalarán diez anuales para que en el 2011 el proyecto se complete.

Dispondrán de detectores particulares para este proyecto que cuesta 552 millones de dólares.

Cuando estén instaladas las primeras antenas, ellos estarán en condiciones de "mapear" el universo.

 

Este sitio

 

Hofstadt comentó que el llano de Chajnantor, ubicado a más de cinco mil metros de altura sobre el nivel del mar, fue escogido por los científicos principalmente por la altura, dado que ellos, para sus investigaciones necesitan evitar la presencia del agua. "El vapor de agua en la atmósfera es un impedimento muy fuerte para la transmisión de las variaciones milimétricas. En otras palabras, éstas variaciones que no vienen del universo están absorbidas. Chajnantor es muy seco, a mayor altura, más sequedad, además la región atacameña de por sí carece de humedad.

La idea de crear este radiotelescopio nació hace unos veinte años. Es así como los norteamericanos el año 1995 comenzaron con los primeros estudios en el lugar. Pocos años después se integró la ESO a esta aventura.

Fue tal la trascendencia que advirtieron en el proyecto que finalmente consiguieron los recursos.

El observatorio estará instalado en una planicie de 5 mil metros de altura y en 17 mil hectáreas. Después del decreto concesional que se firmó en presencia del Presidente Ricardo Lagos hace algunos días, viene la firma de un contrato concesional. Pero ellos solicitaron un permiso provisorio y prácticamente ya empezaron con la construcción. La primera etapa es abrir el camino que les permitirá llegar al lugar. Es toda una zona inhóspita, deberán construir 43 kilómetros de camino.

Previamente estudiaron las propiedades del lugar y en eso han trabajado durante diez años.

 

Las observaciones

 

Eduardo Hardy, de la Associated Universities Inc, comentó que esta es una empresa científica cuyo producto es cultural, "nosotros respondemos a preguntas, lo que nos guía es la curiosidad. Las peguntas son cómo está hecho el universo, de dónde venimos, hacia dónde evoluciona el universo, cómo se ha formado la vida, cómo se ha hecho el universo y el objetivo de es responder a todas esas incógnitas".

Comenta que el observatorio no es construido con el propósito de ir en la búsqueda de objetos voladores no identificados ni nada de ello, sino es el buscar respuesta, "sería agradable encontrar algo de eso", comenta y ríe.

 

La salud de las personas

 

Obviamente el que permanezcan a cinco mil metros de altura quienes se desempeñarán en el lugar llama la atención.

Hardy, explica que a ellos también les preocupa. Por ello han consultado a centros importantes de medicina en altura y Chile tiene mucha experiencia sobre el tema. Es por ello dijo, seguirán las normas que por ejemplo sigue la minería. "Estamos diseñando normas de seguridad que serán obligatorias para todos. Esa seguridad tiene que ver justamente con los fenómenos que se provocan en altura".

Se desempeñará mucho personal técnico, para la instalación de antenas y pruebas electrónicas. Más adelante habrá más concentración en la operación, personal especializado en desplazar las antenas, recibir las señales y comunicárselas al mundo científico. Habrá siempre una componente importante de científicos, pero también muchos ingenieros y técnicos, como también personal no especializado que cumplir otras muchas funciones.

 

La gigantesca estructura

 

En el mismo centro de operaciones, se construirán varios edificios, según lo comentó Jorg W. Eschewey, de Atacama Large Milimiter Array (Alma), que es la persona justamente que tiene que ver con toda la estructura que tendrá que disponerse para el laboratorio.

Explicó que los doce primeros kilómetros desde el centro radiotelescópico será pavimentado y el resto del camino con un material especial utilizado en algunas caminos rurales. Pero tendrá dimensiones muy especiales, tomando en consideración la magnitud de las antenas.

Y los edificios serán para el laboratorio mismo como centro de operaciones, bodegas, centros de administración y residencia. "Todo esto se encuentra en el mismo lugar de operaciones, pero a tres mil metros de altura, el radiotelescopio mismo funcionará a cinco mil metros. En ese lugar habrá 216 fundaciones de hormigón y un edificio de control.

Utilizarán métodos y materiales propios de la zona para la construcción, no obstante necesitan importar algunos equipos de aire acondicionado y enriquecimiento de oxígeno que se necesitarán fundamentalmente para que la gente se mantenga con el aire suficiente que necesita el cuerpo humano.

La gente tendrá atmósfera dentro del edificio de control, lo que simulará estar a una altura de tres mil metros.

 

Volver

La Estrella de Arica
Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos
Abaroa 2051, Calama