Año XXXVII - Nro. 12.471 - Viernes 7 de noviembre de 2003

El Loa se convierte en capital astronómica

En el llano de Chajnantor fue colocada ayer la primera piedra del radiotelescopio Alma.

Ayer se realizó la ceremonia de la colocación de la primera piedra de la base de apoyo a las Operaciones del proyecto radioastronómico ALMA, el más importante de su tipo en el mundo y que se ubica en las proximidades de Toconao y San Pedro de Atacama, a una altura de 2 mil 900 metros sobre el nivel del mar.

La ceremonia contó con la presencia de representantes del Gobierno de chileno, del cuerpo diplomático de los países participantes en la iniciativa, representantes de las comunidades indígenas de San Pedro, de la comunidad científica chilena, así como numerosos invitados extranjeros y nacionales.

Entre los invitados especiales, se encontraba el embajador de Estados Unidos en Chile, William Brownfield, quien destacó la unión de los países que participarán en el proyecto, lo que permite desarrollar este tipo de proyectos tecnológicos que sirven para el desarrollo de la humanidad.

Destacó también la importancia que esta iniciativa se haya hecho en esta región, situación que puede traer muchas oportunidades a la zona para su desarrollo además de la posibilidad cierta del intercambio entre la región y su país debido al TLC.

Cabe destacar, que la Atacama Large Millimeter Array (ALMA) es una instalación astronómica internacional donde participan países de Europa y Norteamérica, en cooperación con la República de Chile y está financiada en Norteamérica por la Fundación Nacional de Ciencias (NSF) en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y en Europa por el Observatorio Europeo Austral (ESO) y España.

La construcción y operación de ALMA se efectuará a nombre de Norteamérica por el Observatorio Radio Astronómico Nacional (NRAO) el que es operado por Associated Universities Inc. (AUI), y a nombre de Europa por ESO. Es muy probable que Japón se una al proyecto en un futuro próximo.

 

Tecnología

 

El Gran Radiotelescopio de Atacama (ALMA) es un instrumento revolucionario desde el punto de vista conceptual, tanto en su diseño como en sus aspectos organizacionales.

Permitirá a los científicos atacar un gran número de problemas astronómicos, como la edad del Universo, su tamaño y estructura, la formación de galaxias (como nuestra Vía Láctea) en los comienzos de la historia cósmica, nuevos planetas formándose alrededor de nubes de gas y polvo interestelar y el Sol, así como los planetas, cometas y asteroides de nuestro sistema solar.

Este será el proyecto astronómico terrestre más grande construido, después del Proyecto VLT/VLTI de Paranal y junto al futuro telescopio espacial James Webb (JWST), una de las dos instalaciones astronómicas más importantes que entrarán en operación dentro de la próxima década.

La razón de la elección de estos terrenos para construir este complejo comienza con la necesidad de operar en una atmósfera tenue, seca y a gran altura, donde la luz de las ondas milimétricas y submilimétricas penetran hasta la tierra.

La habilitación de este complejo se extenderá hasta el año 2012, con un costo total de aproximadamente U$ 600 millones. No obstante, la operación del proyecto está planificada para iniciarse en forma parcial en el año 2007 con las operaciones de las primeras antenas.

La utilización del radiotelescopio se incrementará progresivamente a medida que se vayan instalando más antenas en Chajnantor, hasta completar las 64 en el año 2012.

Volver

La Estrella de Arica
Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos
Abaroa 2051, Calama