Año XXXVII - Nro. 12.488 - Lunes 24 de noviembre de 2003

Licancabur, cerca de Marte

En la cima del volcán hay un lago que tiene 100 metros de largo, 70 centímetros de ancho y ocho metros de profundidad que no tiene ninguna actividad desde hace más de dos millones de años.

Científicos logran récord

A más de 6 mil metros sobre el nivel del mar y bajo las más extremas condiciones climáticas, un equipo integrado por investigadores de la NASA, del Instituto SITI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) y de la Universidad Católica del Norte, desarrollan la segunda exploración al Licancabur con el propósito de establecer la existencia de vida en ambientes extremos.

A través de las investigaciones bajo el agua, el equipo logró establecer el récord mundial de buceo libre en altura sin ayuda de oxígeno. Además el investigador Edmond Grin (83), que colabora en la zona, se convirtió en el escalador de mayor edad en el mundo.

La geóloga planetaria de la NASA, Nathalie Cabrol, explicó que el objetivo de la actual expedición es estudiar a fondo el ambiente, la geología de la región y la laguna del cráter. El ambiente de extrema altura y las condiciones climáticas hacen que el lugar sea interesante para los astrobiólogos que desean saber cómo se las arreglan los organismos que allí habitan para sobrevivir y prosperar.

La especialista manifestó que mediante este trabajo de exploración se logró realizar ejercicios que nunca antes se habían desarrollado como buceo apnea a 6 mil metros sobre el nivel del mar, la instalación de medidores de radiación UV, además de la colocación de instrumentos de medición en las aguas de la laguna para obtener información sobre temperaturas, índices de PH, oxígeno y conductividad.

Para establecer las similitudes entre Marte y la zona explorada, la NASA envió en julio dos robots exploradores a Marte denominados "Spirit" y "Oportunity". El primero llegará al "Planeta Rojo" el 4 de enero y según estimaciones llegará a una zona con características similares a las del lago ubicado en el cráter del volcán Licancabur. En tanto, "oportunity" descenderá el 25 del mismo mes, pero en lugar distinto.

La especialista señaló que Spirit y Oportunity fueron enviados cuando Marte se encontraba más cerca de la tierra, fenómeno que posibilitó apreciar a simple vista la ubicación de dicho planeta.

En este sentido, Nathalie Cabrol precisó que el viaje demorará seis meses aproximadamente y que ambos robots permanecerán tres meses en el "Planeta rojo" que los datos recabados serán enviados a la NASA para su posterior análisis.

"La información que se obtenga de ambas expediciones será comparada con los resultados de la investigación que realiza la NASA en el Licancabur con el objetivo de complementar ambos estudios", acotó.

Científicos mexicanos, chilenos y estadounidenses descubrieron que el volcán Licancabur localizado en el desierto de Atacama, en la Segunda Región, al interior de la Provincia El Loa y cerca a San Pedro de Atacama tiene semejanzas con la superficie de Marte.

Los expertos determinaron que el lugar se ha convertido en el más grande laboratorio para determinar la existencia de vida en el Planeta Rojo y servirá para desarrollar las futuras misiones hacia ese planeta.

La aridez de la montaña y su clima extremo es ideal para investigar el ambiente de la superficie marciana que a principios del próximo año recibirá la visita de dos sondas de exploración científica (ver recuadro), explicó Rafael Navarro González, especialista de la Universidad Nacional de México (UNAM).

 

Condiciones extremas

 

De acuerdo a este profesional en el cráter del volcán las condiciones son tan extremas que no permite la existencia de compuestos orgánicos y son muy parecidas a las encontradas en Marte por las misiones Viking que la NASA lanzó al Planeta Rojo en los años 70.

El experto mexicano agregó que los científicos tomaron muestras en los sectores más secos de la zona y no encontraron índices de algún tipo de ácido desoxirribonucleico (ADN).

Los experimentos de incubación realizados en el Desierto de Atacama y otros similares a los que llevaron a cabo las sondas Viking en el suelo marciano "mostraron una descomposición similar activa de especies orgánicas a través de procesos no biológicos".

La misión científica que trabaja en el volcán Licancabur tienen definidos los objetivos que deben atender en busca del origen de la vida. Consideran que el lago que existe en la cima del volcán tiene elementos que encontraríamos en un lago del planeta Marte aproximadamente hace 3,5 billones de años.

"Nuestros resultados sugieren que en el punto más extremadamente árido de Atacama hemos atravesado el seco límite de la supervivencia microbial en ambientes extremos", señaló.

Explorar la vida en condiciones extremas, dijo, es de vital importancia, pues se busca comprender los orígenes de la vida y su búsqueda en el universo en general. Para avanzar en la investigación sobre el Planeta Rojo, se buscaron lugares de la Tierra que tengan una morfología análoga a la que existe en Marte y precisamente es el volcán Licancabur.

 

Hostilidad natural

 

Estas condiciones extremas son semejantes a las del enigmático y aún inexplorado lago Vostok, bajo el hielo eterno de la Antártida, o las que se cree que existen en la supuesta capa de agua o hielo enterrada bajo la superficie de Marte, o los satélites jovianos.

En la cima del volcán hay un lago que tiene 100 metros de largo, 70 centímetros de ancho y ocho metros de profundidad que no tiene ninguna actividad desde hace más de dos millones de años.

Pero, desde el punto de vista microbiológico, existe presencia de vida, la cual se ha desarrollado en condiciones físico-químicas y atmosféricas mínimas, con bajísimo contenido de oxígeno, muy baja presión, temperaturas extremas, que no tiene ninguna actividad desde hace más de dos millones de años.

 

Leyendas

 

Pero el Licancabur no sólo es de interés para la ciencia, sino que también para la creencia popular por mitos existentes en torno al volcán, que se arrastran desde la cultura atacameña.

Leyendas antiguas de bodas míticas con el Cerro Quimal (cerro distante unos 100 kilómetros hacia el oeste), de gente que vivió sobre sus alturas, de fabulosos ritos que se realizaron sobre su cráter, aun corren de oído en oído entre los descendientes de la cultura atacameña.

Para ellos el Licancabur fue la montaña más sagrada de toda la región. A él acudieron peregrinos desde lejanos lugares, y alojaron en el poblado construido sobre sus faldas a 4.600 metros de altura.

 

"Señor del Desierto"

 

Dicen que en su cráter los sacerdotes encendieron grandes fogatas para comunicarse místicamente en las fechas señaladas con los restantes santuarios de altura de la zona, en especial con aquellas realizadas en el Cerro Quimal. "El Licancabur fue en suma el gran señor de aquel desierto."

No hay claridad absoluta sobre qué tipo de rituales eran celebrados en el volcán. Al ser un volcán muy seco, parece poco probable que el motivo de las ceremonias haya sido la fertilidad. Parece más razonable la hipótesis del Licancabur como lugar de adoración al sol.

Sin embargo, es posible que las dos hipótesis se yuxtapongan, ya que el agua de la lagunita en la hoya del cráter pudo muy bien motivar también los ritos de fertilidad.

Asimismo, ritos solsticiares (según Le Paige), que se celebraban cuando, por ejemplo, la sombra del Licancabur cubría al cerro Quimal (un hecho poco frecuente), también puede tener una interpretación ligada a la fertilización.

 

Volver

La Estrella de Arica
Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos
Abaroa 2051, Calama